Un año más de vacaciones solidarias

Este año el voluntario nicaragüense Marco Munguia donará sus vacaciones para apoyar la construcción de escuelas temporales en Ecuador.




Más de 80 Voluntarios de Telefónica pasarán sus Vacaciones Solidarias Internacionales colaborando en la reconstrucción de las regiones afectadas por el terremoto de Ecuador. Por Nicaragua otros siete voluntarios desde 2010 han participado en este intercambio solidario impulsado por Fundación Telefónica.

 

Luego del sismo de 7,8 grados en la escala de Richter que azotó Ecuador el pasado 16 de abril, la falta de vivienda y la destrucción de 22.000 empleos hacen que el país continúe en estado de emergencia. Debido a esta situación, el programa Vacaciones Solidarias de los Voluntarios Telefónica ha volcado todo su apoyo a la rehabilitación del país.


Los empleados de Telefónica y el público en general pueden realizar sus donaciones en la plataforma http://telefonica.worldcoo.com, aportaciones que se destinarán a los cinco proyectos en Ecuador.


Los Voluntarios Telefónica, provenientes de diferentes países en los que opera la Compañía, dedicarán parte de sus vacaciones a participar en actividades solidarias destinadas a ayudar a los damnificados del terremoto. En Ecuador, los voluntarios desarrollarán una doble labor, de reconstrucción y educativa, en cinco proyectos diferentes: la construcción de una escuela para 120 alumnos en Las Gilces y de un nuevo centro educativo para 250 alumnos en Pedernales, la reconstrucción de un colegio y de las vías de acceso en Esmeraldas, la edificación de aulas para 400 alumnos en Playa Prieta y la creación de una escuela para 300 alumnos de primaria en Río Chico. Además, realizarán talleres formativos en los que interactuarán con niños y niñas junto a sus familiares.


Marco5Por Nicaragua, el voluntario Marco Munguia estará en Ecuador del 31 al 12 de agosto y se movilizará hasta la ciudad de Pedernales, donde participará en la construcción de dos aulas a base de bambú de 40m2 cada una en la Escuela Republica, que beneficiará a 380 niños y niñas. El objetivo es que con estas dos aulas parte de los niños y niñas regresen y se reintegren a las clases en aulas de mejores condiciones. A nivel profesional, Marco es Ingeniero Electrónico egresado de la Universidad Nacional de Ingeniería y actualmente es Jefe de Transmisión en la Gerencia de Operaciones de Telefónica en Nicaragua. Forma parte del programa Voluntarios Telefónica donde ha participado en diferentes actividades con la niñez, juventud y discapacitados.

Además, otros 30 Voluntarios Telefónica participarán en proyectos solidarios durante sus vacaciones en Brasil, Colombia y Perú: colaborarán en la creación de un centro pedagógico de resolución de conflictos en Pasto (Colombia), modernizarán las instalaciones de una escuela en Cajamarca (Perú) y realizarán talleres de lectura y juegos didácticos o ayudarán a mejorar las condiciones de vida de los habitantes del Municipio de Eldorado en Sao Paulo (Brasil), facilitando su acceso a Internet.

Vacaciones Solidarias

Vacaciones Solidarias Internacionales es una iniciativa que ofrece a los voluntarios de Telefónica una experiencia de cooperación internacional en países de Latinoamérica para que conozcan de primera mano la situación de algunos de los colectivos más desfavorecidos de los países en los que está presente la compañía.

Se trata de una experiencia solidaria y también un ejemplo de trabajo en equipo con compañeros de Telefónica de otros países. En palabras de Lucila Ballarino, responsable global del programa de voluntariado corporativo de Telefónica: “cuando convocamos a los empleados de Telefónica a participar donando parte de sus vacaciones anuales para ayudar a las víctimas del terremoto de Ecuador y a niños y niñas en vulnerabilidad de otros países de Latinoamérica hemos recibido más de 800 inscripciones de candidatos de 22 países, un record absoluto en los 12 años que lleva en marcha nuestro proyecto Vacaciones Solidarias.  La generosidad de los voluntarios de Telefónica es admirable”.


“A través del Voluntariado puedo motivar a que la gente que ayudamos creer en ellos y sepan cómo aprovechar las oportunidad de éxito para nosotros y nuestras familias”.