Voluntarios de Telefónica y de Fundación Bancaria La Caixa unidos por la educación en Nicaragua




Del 18 al 29 de septiembre Voluntarios de Telefónica y de La Caixa, en el marco del proyecto Voluntariado en ProFuturo, ofrecerán conjuntamente soporte al proyecto ProFuturo en colegio La Purísima Torres Molina en el Barrio Camilo Ortega de Managua. La escuela ofrece educación primaria y secundaria en dos pabellones y área deportiva, donde los voluntarios realizarán una serie de actividades con docentes y estudiantes así como la rehabilitación del techo y el sistema eléctrico de uno de los pabellones.

 

Contribuir a la implementación del proyecto ProFuturo mediante la formación de docentes y niños en la utilización de las herramientas y contenidos digitales en el aula, es la principal tarea de los Voluntarios de Telefónica y Fundación Bancaria La Caixa, quienes estarán durante dos semanas en la Escuela Purísima Torres Molina ubicada en el Barrio Camilo Ortega al sur de Managua.

Desde el pasado lunes 18 de septiembre, los nueve voluntarios que han viajado desde España, Perú, Uruguay, Guatemala y El Salvador, tendrán un rol de facilitadores para apoyar durante dos semanas actividades de formación en la herramienta WeClass, realizando talleres para docentes y ayudando a niños y niñas en la interacción con la plataforma. Además, durante el Voluntariado Profuturo se esta promoviendo el intercambio cultural y la colaboración con tareas de mejora de infraestructuras.

Una calurosa bienvenida

La llegada al Colegio La Purísima fue un acto cultural por parte de los estudiantes mediante el que los Voluntarios pudieron conocer un poco de la cultura de Nicaragua. Después del acto, se aprovecho el espacio de receso para todos los alumnos para divertirse y jugar al fútbol o saltando un la cuerda, lo que fue un momento de mucha alegría e intercambio. Posteriormente los voluntarios pudieron conocer la escuela y sus condiciones, al igual que el área de trabajo donde realizarán los talleres.

“La verdad es que el calor de la gente con el que nos recibieron es totalmente increíble. Me encanta como todos están receptivos a ver que son las cosas nuevas que nosotros traemos para ellos, cuales son las nuevas experiencias y lo emocionado que están de que nosotros estemos acá” expresó Hector, Voluntario Telefónica de El Salvador.

¡Tablets!, fue lo primero que dijeron

El trabajo no podía esperar y el segundo día con la maleta digital dieron inicio a la primer jornada de talleres con docentes y estudiantes. Cada maleta móvil equipada con tablets, laptop, router, proyector y pantalla de proyección, por lo que este taller con docentes consistió en un paso a paso para instalar los equipo para desarrollar la clase, posteriormente los voluntarios en conjunto con los maestros construyeron una casa a través de la plataforma Weclass.

Luego llego el momento de aplicar esa planificación en un aula de clases con niños y niñas, quienes dejaron ver su sorpresa cuando los voluntarios llegaron con la maleta digital. “Ellos tenían mucha intriga, abres la maleta y ¡Tablets!, es lo primero que dijeron. Empezamos a indagar que es lo que harían con las tablets, los niños dijeron: vamos a jugar, a escuchar música, ver vídeos, podemos estudiar, y los voluntarios fuimos complementado sus ideas” comentó Maribel, Voluntario Telefónica de Perú.

Manos a la obra

Por la tarde los voluntarios iniciaron las labores de apoyo para mejorar la infraestructura de uno de los dos pabellos del colegio. Los trabajos consisten en mejorar el techo con fisuras que había obligado al colegio a dejar de usar un aula. Además, se esta mejorando el sistema eléctrico de las aulas para garantizar un buen uso de los equipo de la maleta digital. Ambas actividades cuentan con el apoyo del personal del colegio y padres de familia que se han sumado para garantizar éxito y las mejoras de las condiciones en que reciben educación sus hijos.

¡El trabajo sigue, animo Voluntarios!