Uno de cada 10 personas en Nicaragua usa su SmartPhone para educarse. Así cambiamos esa realidad




Un término que ha resonado en los últimos años es el de “Nativos Digitales”. Fue acuñado por Marc Prensky en su ensayo “La muerte del mando y del control”, donde habla de una nueva generación, con características ligadas totalmente al mundo digital, con mayor acceso a la información y a la conexión de gran rapidez. Y es gracias a estas características que este nuevo grupo social se considera como el principal protagonista de las futuras, pero no tan lejanas, revoluciones tecnológicas que enfrentarán la sociedad y que además aprovecharán las oportunidades digitales para alcanzar el desarrollo sostenible.

 

Esta nueva generación, la que nació cuando las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación comenzaban su germinación, es sin duda alguna la que aprovechará las herramientas tecnológicas para aprender a aprender y desaprender lo obsoleto, lo que ya no es productivo para la nueva sociedad. Pero desafortunadamente estas oportunidades, abiertas y a la vez latentes en el mundo no pueden llegar a cada rincón del planeta ya que existe una brecha digital significativa.

Por ejemplo en Centroamérica, según datos del último informe publicado por We Are Social y Hootsuite a inicios del 2019 apenas el 63% de la población tenía acceso al internet, mientras que el restante estaba totalmente excluido de este importante medio.

Por ello, para mejorar estas estadísticas, las grandes, medianas y pequeñas empresas, los Estados y organizaciones sin fines de lucro han invertido en proyectos tecnológicos, llevando educación digital de calidad a campos urbanos y rurales, lugares donde no existe el acceso a las nuevas herramientas tecnológicas o incluso el internet. Estas instituciones son las que han venido transformando su mundo por uno digital, trayendo consigo más oportunidades de empleo y crecimiento económico.

En el caso de Nicaragua, a finales del año 2018, la Cámara Nicaragüense de Internet y Telecomunicaciones (Canitel) dio a conocer al público en general un resumen sobre el uso del internet y las telecomunicaciones.

En el informe se detallan cifras como el número de teléfonos inteligentes que circulan en el país, que apenas es de 2.9 millones. Así también el porcentaje de personas que usan el internet para fines educativos, lo cual llega a un 11%.

Es importante señalar estos datos, ya que para entrar al mundo del progreso y el desarrollo debemos o migrar al mundo digital o estancarnos con los métodos tradicionales, lo cual muchos especialistas en la materia digital recomiendan explorar las herramientas tecnológicas, innovar con nuevas propuestas y emprender. Asimismo recomiendan aprender de las nuevas generaciones, de los nativos digitales.

Y para lograr nuevos avances, transformar la educación tradicional y cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible, Fundación Telefónica y Fundación Bancaria La Caixa, por medio del programa social ProFuturo ha llevado educación digital de calidad a cada rincón de Nicaragua. A finales del año 2018, por ejemplo, logró dar asistencia tecnológica a más de 78,773 estudiantes, asimismo capacitó cerca de 3,712 profesores de todo el país y entregó 216 maletas con un máximo de 8,134 tablets para uso de estudiantes y maestros en el proceso de enseñanza-aprendizaje en las 102 escuelas rurales y urbanas de todo el territorio nacional donde ProFuturo tiene presencia.

Como vemos, la tecnología y sus herramientas ofrecen un mar de oportunidades para aquellas personas que se adentran en el maravilloso mundo digital, especialmente para las nuevas generaciones, que desde temprana edad ya cuentan con un dispositivo tecnológico inteligente que le permite organizar su tiempo, aprender de manera gratuita y compartir buenos momentos a través de las plataformas de interacción social.

Así pues, los cambios sociales no cesan, son más inclusivos y generan mayores oportunidades. Muy bien para los nativos digitales que han encontrado nuevas oportunidades gracias al acceso ilimitado que el internet ofrece en todas sus plataformas. Desde la aplicación de nuevas técnicas de enseñanza- aprendizaje, el mundo del emprendimiento con modernas estrategias digitales y el empoderamiento individual.

Internet se convirtió en una realidad alterna. Pero no una realidad cualquiera, se volvió en una versión ampliada de la nuestra.

En este sentido, al ser un nuevo sistema con amplias oportunidades se le considera el aliado perfecto de la transformación digital. Y es precisamente este acontecimiento que dio lugar a la generación de “Nativos Digitales”, los principales beneficiados de las nuevas herramientas tecnológicas, además que son en un futuro no tan lejano los protagonistas del desarrollo mundial.